Para The Venture, seleccionar al mejor emprendimiento social de México no fue tarea sencilla. Más de 200 solicitudes y mucha energía de los finalistas hicieron de la final una noche en donde la innovación y las ganas de trabajar por un país con un mejor futuro, fueron las constantes.

Pero fue ICH, emprendimiento social que trabaja por mejorar la visión de millones de personas que no tienen acceso a una verdadera salud oftálmica, quien se llevó las palmas.

ICH brinda salud visual mediante lentes de corrección a todas las personas que lo requieran con un producto de alta calidad y bajo costo. Según cifras compartidas por la empresa, en México existen más de 18 millones de personas en el nivel socioeconómico medio/medio-bajo que requieren corrección visual.

Además, este emprendimiento fabrica armazones para lentes de alta calidad reciclando botellas de plástico (PET). Su misión es hacer anteojos simples de bajo costo, ligeros, resistentes y que sean accesibles a todas las personas que lo necesiten.

“Fue una gran noche, aún no me la creo. Estoy muy feliz de pertenecer a esta nueva familia, prometo poner el nombre de México muy en alto”, afirmó Armando Alvarado, fundador de Grupo ICH y quien participará por una parte del millón de dólares que otorga Chivas Regal en la final global en 2016, además de vivir una semana de entrenamiento de negocios con las mejores empresas y gurús a nivel global.

Los finalistas

Aunque fue ICH quien se coronó ganador de esta edición, The Venture otorgó este año, un reconocimiento especial a Hebecom y su dispositivo Matris Spes que reduce las complicaciones del embarazo.

PUBLICIDAD

El instrumental quirúrgico que estos emprendedores han patentado, reduce hasta un 70% el sangrado en pacientes con Placenta Previa y Acreta y por ende, disminuye de manera importante los índices de mortalidad materna y sus complicaciones en todas partes del mundo.

Los otros finalistas de la edición fueron:

  • Ambient, fundada en 2010 en Chihuahua por Ana Margarita Esperón. Este proyecto se dedica a la transformación de residuos en alternativas sustentables para incrementar la generación y desarrollo de zonas agrícolas y forestales.
  • Carla Fernández, fundada en 2005 en la Ciudad de México por la diseñadora del mismo nombre. Esta marca de moda inspirada en la riqueza textil y geométrica de México, trabaja con comunidades artesanales que pasan por un proceso de aprendizaje y comercialización que les permite permanecer en su comunidad con un empleo estable.
  • Credify, fundada en 2015 en Jalisco por Marco Antonio Félix Guevara, Sergio Mendoza Negrete y Javier Álvarez Tostado. Este emprendimiento ayuda con un profundo análisis de opciones de crédito hipotecario tanto para adquisición como de reestructuras de hipoteca.

Los cinco proyectos fueron evaluados por un jurado conformado por Noël Adrian, CEO de Pernod Ricard México; Marisol Rumayor, Directora de programas de desarrollo empresarial del INADEM; Juan López Salaberry, Partner 500 Startups; Camilo Kejner, Managing Partner de Angel Ventures; y Pablo González Cid, fundador y director general de Café Punta del Cielo.

Esta iniciativa patrocinada por Chivas Regal cierra su segunda edición en México tras encontrar a los mejores emprendedores sociales del país.

 

Siguientes artículos

Los planes de Guillermo Ortiz después de Banorte
Por

El ex banquero central está de regreso en el ambiente financiero y su atención se centra en el sector energético, que co...