64% del crédito que reciben los emprendedores proviene de ahorro familiar; el financiamiento es la piedra angular entre los retos de los negocios nacientes, te presentamos la opinión de algunos de los emprendedores que lograron consolidarse durante 2014. 

 

El trabajo de los emprendedores demuestra que las estructuras de negocios se vuelven más flexibles, dinámicas e innovadoras. Sin embargo, el acceso al capital es el principal obstáculo que impide a las nuevas oleadas de jóvenes disrruptores llevar a cabo sus ideas.

Según la Encuesta Nacional de Micronegocios 2012, 50% de los micronegocios considera la falta de crédito como su principal problema. Además, el estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), Desarrollando las Pymes que el país requiere, afirma que el 64% del financiamiento de las Pymes proviene del ahorro familiar.

PUBLICIDAD

“Una de las dificultades históricas para un emprendedor siempre ha sido el capital. Ahora que se han conformado nuevos fondos, hay una oportunidad muy interesante. Aunque siempre se requiere el capital, el emprendedor ahora tiene que mostrar mayor capacidad de ejecución, una visión clara y tiene que convencer a los inversionistas de que los negocios en Internet se convertirán en negocios reales”, afirma López Salaberry, partner de Venture 500 en entrevista para Forbes México.

Para Francesco Piazzesi, fundador de Échale a tu Casa, la primer dificultad es financiera. “El reto para cualquier emprendedor es la parte del fondeo. Aunque no podemos comenzar pensando que no hay recursos para hacer las cosas, como emprendedor tienes que armar tu programa, ver cómo va a funcionar y ponerlo en marcha mientras aparecen los recursos”. Enfatiza. “El emprendedurismo no está buscando filantropía o asistencia, está buscando formas de financiamiento para poner en marcha los modelos y el dinero es parte de eso”.

Rodrigo Moreno, director de comunicación en Iluméxico afirma que las energías renovables, la salud, el desarrollo social y la tecnología serán vitales para 2015 y aunque su panorama es favorable, advierte que el financiamiento seguirá siendo un reto fundamental para los emprendedores.

“Los fondos siempre son un problema. Necesitamos una figura que nos permita poder desarrollar un modelo sostenible económicamente y que pueda generar modelos y que al mismo tiempo este ayudando al país. La parte del dinero es un punto importante, es difícil conseguirlo y mantenerlo”, afirma Moreno.

Javier Lozano, fundador de Clínicas del Azúcar, emprendimiento que busca tratar la diabetes a bajo costo también vislumbra un año complejo. “Todas las nueva leyes que se tienen que cumplir, por ejemplo con la reforma fiscal, son uno de los problemas que deben enfrentar los emprendedores. También es difícil encontrar talento y recuadrar capital, aunque cada vez hay más fondos, es la barrera que más se ha ido atacando en los últimos años”.

A los ojos de Peter Bloom, fundador de Rhizomatica, emprendimiento que busca llevar las tecnologías de comunicación a las comunidades rurales, el problema fundamental es escalar los proyectos y recaudar fondos. “Renovar la concesión otorgada por el IFT y atraer capital son los obstáculos que enfrentaremos para 2015”.

Aunque la falta de financiamiento es un problema, los emprendedores también tienen que lidiar con la falta de cultura de emprendimiento, que para Armando Laborde, director de Ashoka para México y Centro América, es uno de los principales obstáculos para 2015. “Aunque me siento optimista, aún falta más redes de apoyo para que ayuden a los emprendedores a caminar por esta vía. Obviamente, el apoyo económico sigue siendo un elemento importante”.

Finalmente, para Fernando Espinosa, socio fundador de Sintec, empresa de consultoría para empresas, lo que hace falta para fortalecer la figura del emprendedor es proteger sus ideas. “En México hace falta darle certidumbre a la inversión, a la empresa y a la gente, a través de una reforma en el aparato judicial. Tenemos gente muy talentosa y creativa, pero no hay un marco jurídico para proteger sus ideas y el negocio que se genere alrededor”, sentencia.

Más instrumentos

Aunque recaudar fondos es un problema para los emprendedores, las herramientas para estos nuevos generadores de soluciones han crecido. El Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) cuenta entre su cartera con 26 fondos de inversión, que destinarán para 2015 una inversión de 2,779 millones de pesos (mdp) para 270 empresas de alto impacto. El Inadem aporto 1,000 mdp al proyecto, más los 9,300 mdp para este año.

Otro ejemplo es Femsa, que en alianza con The Pool (un club de emprendedores), acordó impulsar 520 proyectos de emprendimiento social juvenil de 2014 a 2017 con una inversión de  4.5 millones de dólares.

Existen diversas instituciones tanto del sector privado, como del gobierno y ONG, que contribuyen de diversas formas a fortalecer el entorno del emprendimiento. Con capacitaciones hombro a hombro, herramientas tecnológicas y económicas, han logrado crear un nuevo ecosistema de negocios.

“En 19 años nunca habíamos visto un sector tan dinámico, floreciente en distintos frentes. Falta mucho por hacer todavía pero hay señales muy positivas”, afirma  Armando Laborde, en entrevista para Forbes México.

Laborde pone como muestra un proyecto de la Secretaria de Educación Media Superior, que incorpora habilidades emprendedoras en los bachilleratos públicos. El plan piloto se echó a andar en 2013 con el objetivo de llevarlo al menos a 1,000 escuelas por año, hasta 5,000 en 2018.

Para Juan López Salaberry, 2015 será especialmente interesante para México. “Vamos a empezar a ver consolidadas muchas empresas; más grandes y con mejores niveles de facturación. Esperamos ver historias reales de éxito que podrían inspirar nuevas ideas de los emprendedores”.

Áreas de oportunidad

Aunque todas las áreas del emprendimiento verán un mejor desempeño a futuro, los especialistas y emprendedores, coinciden en que la tecnología es el área que verá un crecimiento exponencial de proyectos y preferencia en los negocios.

El mismo Inadem abrió una convocatoria del Fondo Emprendedor que contará con 500 mdp y servirá para apoyar la incorporación de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TICs) en las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes). El fondo tiene como meta para el final de sexenio llegar a los 6,000 millones de pesos, y apoyar a 300,000 empresas para la gestión del conocimiento, la innovación y el desarrollo tecnológico.

“Si se logra avanzar en la aceptación de los servicios en línea en México, se podrá explotar de buena forma esa oportunidad”, afirma Salaberry.

Para Armando Laborde el tema es primordial. “Empezamos a ver más aplicaciones de la tecnología para resolver problemáticas sociales. Vamos a empezar a ver iniciativas de emprendedores sociales cada vez más jóvenes y esto siempre traerá una correlación más amplia con la tecnología”.

A su vez, Fernando Espinosa también afirma que la tecnología y la creatividad serán el impulso principal para los emprendedores. “El mexicano es muy celebrado en su creatividad porque siempre ve el cómo. Se me queman los pies para juntar la tecnología con la creatividad y que empiece a generarse una cultura de emprendimiento mucho más fuerte. Hay muchos más brotes (de emprendedores) y comparado con 10 años atrás, hay muchos más fondos de riesgo, más incubadoras”.

El futuro parece prometedor para los emprendedores, su nueva visión para los negocios y los esquemas de trabajo más innovadores los hacen más atractivos para los inversionistas. Solo falta solucionar la poca confianza para entregarles el financiamiento.

emprendedores_reuters1

 

Siguientes artículos

Auditorías antilavado 2015
Por

Recuerda incluir en tus metas para 2015 la auditoría anual en prevención de lavado de dinero. Es una obligación empresar...