Comencemos con la cuestión de ¿qué es una Brewpub y dónde se encuentran? Las Brewpub también son conocidas como micro-cervecerías, y toman el nombre de “micro” porque fabrican la cerveza de forma artesanal, por lo que no es una producción masiva ni comercial.

La cultura de la cerveza ha tomado ventaja en el mundo de la coctelería y el alcohol en general. En específico, la cerveza artesanal es valorada por los mismos consumidores por la variedad que encuentran en sus estilos y por consecuente en sus sabores – los cuales no encontramos en cervezas comerciales – y la “exclusividad” per se.

Estas son las mejores Brewpubs en Europa:

Franciscan Well, Irlanda:

Ésta es una de las cervecerías artesanales más reconocidas en la ciudad de Cork, Irlanda por sus jardines de cerveza. La bebida tiene una historia inmersa porque está situada en un monasterio muy antiguo franciscano, de ahí su nombre. Años más tarde se convirtió en el centro de embotellado de “Guinness” para la región.

Aquí, en compañía de sus pizzas de horno, mezclan la tecnología con una vieja tradición porque, a pesar de todo, siguen respetando la forma en la que se hacía la cerveza dorada o de trigo. Aquí se recomienda probar la Rebel Red junto con Chieftan IPA y Shandon Stout, utilizan los mejores ingredientes naturales.

Franziskaner Hefe-Weisse, Alemania:

Aquí crean una cerveza clara de trigo natural que tiene como característica distintiva una espuma exuberante, por su contenido de dióxido de carbono. El oro de cobre del destilado aporta una fragancia frutal a la hora de oler y degustar, con notas como plátano y cítricos. Se marida de forma ideal con platos de carne (preferentemente de parrilla) para que exalte su sabor dulce. Aquí se combinan el lúpulo, malta, agua y levadura para dar una de las mejores cervezas artesanales sin dudas de este país europeo.

Lee también: Beer Yoga: la nueva tendencia fitness maridada con cerveza.

Mikkeller, Dinamarca:

Cuando hablamos de cervezas artesanales, hablamos de cientos de estilos para el exigente universo de paladares, y todos estos gustos los cumple Mikkeller. En el año de 2006 un profesor y físico comenzó a experimentar con 3 ingredientes principales como el lúpulo, malta y levadura en Copenhague, ya cruzó fronteras a más de 40 países en el mundo aunque su producción está en los estándares para considerarla artesanal. Ya logró su exportación lo que vuelve a Mikkel Borg como uno de los más innvoadores y de vanguardia a nivel global.

Te puede interesar: La app que te puede ayudar a elegir una cerveza

Lindemans Kreik, Bélgica:

Más allá de una brewpub no se puede dejar de probar en Bruselas las cervezas Lambic, estas son muy peculiares porque son denominadas con este nombre por su fermentación espontánea, solamente en esta región de Bélgica, aunque su sabor dista un poco a lo que conocemos como el de una cerveza convencional, es sin duda un must en este país. Además, es una de las cervezas más antiguas de Europa y desde entonces siempre ha sido realizada de forma artesanal. Para evitar un poco su amargura se le pueden agregar frutas como frambuesa o cerezas frescas. Lo diferente de esta cerveza artesanal a todas las demás es que ésta no cuenta con levadura ni lúpulo, toma nombre de “kreik” que significa cereza y por hacer referencia al color.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Protocolo casual, el punto intermedio entre comodidad y look de oficina
Por

El look relajado de los viernes no significa bajar la guardia: una imagen profesional es fundamental en el entorno labor...