Los orígenes de la coctelería brasileña se remontan a tiempos pre-coloniales, cuando los indígenas preparaban bebidas compuestas de frutas exóticas y hierbas locales. Con cada trago se simboliza una mezcla de culturas y tendencias, propias de la región y con influencias occidentales.

La Cachaça es el licor más popular de este país. Muy parecido al ron convencional, consiste en la destilación de jugo de caña de azúcar fermentado y almacenado en barricas de madera para acentuar su rico sabor. Además de este licor de caña de azúcar, el consumo de cerveza es algo muy habitual en el país, y la forma habitual de consumirlo es con una gran cantidad de espuma.

Cachaça*

Cachaça O Andante

Jose Luis León, bartender del bar Limantour, y Axel Pimentel, del bar Fifty Mils, compartieron con nosotros sus conocimientos acerca de este lado tan singular de la coctelería.

PUBLICIDAD

Jose Luis comenta que la coctelería brasileña tiene dos representantes básicos, ambos elaborados con Cachaça. Y como protagonista se encuentra la afamada Caipirinha.

Ésta se prepara con Cachaça, limón verde y azúcar. En cuanto al método de preparación, todos los ingredientes deben ser machacados; ya sea directamente en el vaso en que se servirá o en un shaker para agitar y después servir.

Caipirinha*

Caipirinha

Otro de los grandes representantes de este licor es el coctel llamado Batida. El trago consiste en una mezcla de Cachaça, fruta fresca, hielo y leche condensada, lo cual la hace una bebida cremosa.

La batida*

Batida

Por otro lado, Axel elaboró para Forbes Life una serie de tragos originales, siguiendo los conceptos básicos brasileños pero con un toque de su imaginación.

El Batido de coco con plátano se elabora con Cachaça, plátano, un dash de crema de coco y hielo. Es una bebida frozen que se sirve con hielo machacado en un vaso Collins y se decora con una rodaja de plátano y un toque de canela. Es refrescante, cremosa y frutal.

caipi2*

Caipirinha

Preparó también una Caipiroska que es una variante de la Caipirinha en la que se sustituye la Cachaça por vodka. Además, le añade un toque de açai, fruto de una palmera nativa de Sudamérica. Por lo tanto, contiene vodka, puré de açai, un toque de limón verde y azúcar, todo machacado. Posteriormente, se añade hielo y agua mineral y se decora con açai. De no contar con este fruto, se puede utilizar mora azul.

Finalmente, realizó otra variante de la Caipirinha con un toque de cerveza. La preparación es la siguiente: se mezcla compuesto de Cachaça, piña, azúcar y tercios de limón, todo es macerado y se sirve con hielo machacado y un toque de cerveza clara.

Estos tragos no están disponibles en la carta de Limantour y Fifty Mils, pero pueden ser preparados a petición del comensal que guste disfrutar de ellos.

También te puede interesar: Pequeños paraísos cercanos a Río de Janeiro

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

México, el destino preferido para los viajeros de lujo
Por

El país que lo tiene todo; playas paradisiacas, pueblos mágicos, gastronomía, cultura e historia; cautiva a los turistas...